• Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Negro Twitter Icono
Redes Sociales

Todos los Derechos Reservados © 2017 Psi Quiero Puedo

Buscar
  • Osvaldo Maguey

El sentido del dolor

Actualizado: 16 de ene de 2018

Vivimos huyendo del dolor, es lo que se nos ha enseñado, creemos que el dolor es "malo"; sin darnos cuenta que sentir dolor tiene un propósito, un sentido, y es útil si sabes aprovecharlo.


“Aprender es un obsequio, incluso cuando el dolor sea el maestro”.


Para los que no me conocen, trabajo en Doctor Sonrisas A.C., fundación que se dedica a cumplir sueños de niños con enfermedades crónicas y terminales, y en mis tiempos libres me dedico a la terapia (como buen psicólogo). Estas son mis dos grandes pasiones en la vida, las cuales siempre me han mantenido cerca del sufrimiento personal de otros. La pregunta ¿tiene sentido el sufrimiento? ha rondado por mi cabeza por algún tiempo y es justo ahora que me decido a escribir mis ideas, gracias a que acabo de ver la película de “El Gran Showman” (no se preocupen, no hay spoilers).


En esta película, podemos ver a un grupo de desadaptados personas increíbles, cada quien con una rareza don en particular. Cada uno, antes de ser parte de un gran espectáculo, vive su don como algo que ocultar a toda costa, algo que los hace menos que la gente a su alrededor. ¿Te ha pasado? ¿Alguna vez te sentiste menos que los demás? A mi sí y doy gracias por eso; porque me ha ayudado a superarme, me motivo a estudiar una maestría, a valerme por mi mismo, y a emprender un negocio.


Volviendo a la película, podemos ver que los personajes pueden ser como cualquiera de nosotros, vulnerable e inseguro. Ninguno sabía de lo que era capaz, al inicio se observa que cada uno se auto-cataloga como “raro”, y se siente discriminado por alguna característica física, llamase enanismo, albinismo, hirsutismo (vello excesivo en la mujer), etc. Cada una de estas condiciones no causaba dolor físico, pero si uno emocional, generado por el hecho de tener que esconderse, por soportar miradas morbosas, y por la burlas que esto acarreaba a toda hora, todos los días.


Una vida así suena muy difícil, algunos tal vez crean imposible de soportar. Lo que nos enseña esta puesta en escena es que lo “raro” puede ser malo… o bueno, dependiendo de qué significado le atribuyas a eso que te hace “raro”. En un principio podemos ver que se le tomaba como algo de lo cual debes avergonzarte y que debes mantener oculto de los demás. No obstante, una vez que los protagonistas le dan sentido a su dolor, toman sus “rarezas” y las transforman en algo único, algo que los hace especiales, algo de lo cual pueden sacar provecho. Por eso podemos verles fuera del anonimato y con la frente en alto.


Ellos encontraron lo bueno que les trajo su infortunio: un trabajo, un propósito... una familia. El sentido del dolor es aquel que tú le des, puedes hundirte en la idea de que es lo peor que te ha pasado o puedes ver todas las oportunidades que te abre en el horizonte y si te cuesta trabajo descubrirlo yo puedo ayudarte.


64 vistas