Buscar
  • Osvaldo Maguey

¿POR QUÉ ES MÁS FÁCIL ENCONTRARSE A UN FAMOSO QUE DEJAR DE FUMAR?

Actualizado: 28 de ene de 2019

¿Eres de los que se propusieron dejar de fumar en año nuevo y nada más no lo logró? Por más que te dicen los efectos nocivos del tabaco no puedes dejar ese pequeño pedazo de cielo hecho taquito. De verdad es algo que solo los raros más fuertes pueden lograr.

Hoy 31 de mayo es el día mundial sin tabaco, un esfuerzo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer conciencia sobre los efectos del tabaco en la salud y en la sociedad en general. Parece que a veces estos esfuerzos son en balde ya que seguro puedes enumerar todas las razones por las cuales no debes fumar, pero aun así no puedes dejarlo ¿A QUE SE DEBE ESTO?


Primero hay que explicar cómo vamos aprendiendo conductas como fumar. En el mundo de la psicología existe la teoría del condicionamiento operante. Esta dice que toda conducta está en función de sus consecuencias, por lo que dependiendo del tipo consecuencia que genere, tenderá a repetirse o disminuir dada la misma situación. Para entenderlo mejor podemos ver el siguiente esquema de cómo funciona:

Pero mejor veámoslo con un ejemplo:

En el primer caso, la conducta de escuchar música, es probable que se repita en el futuro cuando se esté estresado; mientras que, en el segundo caso, es menos probable que la conducta de pasar cerca de la televisión se vuelva a presentar más adelante.


Seguro ahora te preguntaras ¿por qué sí el cigarro tiene un efecto tan desagradable para la salud, esta conducta no disminuye? ¿Qué clase de hechizo maligno es este? Para resolver este acertijo la ciencia nos lo explica muy fácil y tiene que ver con dos propiedades de las consecuencias que son: Contigüidad y contingencia.


Contigüidad: Se refiere a la proximidad temporal, que tiene la consecuencia con la conducta. Entre más inmediata sea la consecuencia, mayor será su poder para modificar una conducta.

Por ejemplo: Nos esforzaremos más por conseguir un bono en el trabajo si sabemos que el beneficio se dará en esta quincena a que sí se da dentro de 6 meses.


Contingencia: Se refiere a si la consecuencia se presenta siempre después de la conducta. Entre más consistente sea la consecuencia, mayor será su efecto en la conducta.

Por ejemplo: Voy a ir con el mecánico que sé que me arregla siempre el carro y no con aquel que a veces si me lo arregla y otras veces no.


Regresando a la pregunta de porque es tan difícil dejar de fumar, tiene que ver la poca inmediatez de su consecuencia (poca contigüidad), es decir, los efectos desagradables vienen muchos años después. A esto hay que sumarle que el cigarro también genera consecuencias agradables, las cuales son más inmediatas y por lo tanto su efecto sobre la conducta es más fuerte. Algunos ejemplos de estas consecuencias son: su buen sabor, te relaja, te ayuda a socializar, reduce el apetito cuando estás hambriento, y aumenta tu concentración.


Esta es la misma razón por la que la gente se endeuda con sus tarjetas de crédito. La consecuencia agradable (tu compra) viene de forma inmediata, mientras que la consecuencia desagradable (tu deuda) viene casi un mes después.


De hecho, este mismo proceso nos explica porque la gente no puede empezar a hacer ejercicio. Pese a todos las consecuencias agradables de hacer ejercicio (tener mejor salud, mejor figura, más energía etc.) estos se dan mucho tiempo después (no tiene contigüidad), mientras que la fatiga, y los dolores musculares (consecuencias desagradables) se presentan de forma inmediata.


Entonces ¿cómo le hago para dejar este vicio?


Primero es importante eliminar las consecuencias agradables inmediatas de fumar, y sustituirlas por consecuencias agradables por no fumar, es decir, autopremiarte por no fumar.


El segundo paso es admitir que somos débiles, que no vas a dejar de fumar de la noche a la mañana, no eres un fenómeno superhéroe con poderes. Es un proceso largo, que puede llevarte meses, donde habrá momentos de triunfo y recaídas. Tienes que aceptar que vas a fallar en algunas ocasiones, pero no tires todo por la borda, reconoce tus propios logros por pequeños que sean, recuerda que Roma no se hizo en un día.


Pide apoyo, la psicología es la ciencia de la conducta por lo que te será mucho más fácil alcanzar tu meta si lo haces con la guía de un profesional. En Psi Quiero Puedo encontrarás la ayuda que necesitas, solo da click aquí.

0 vistas
  • Facebook Social Icon
  • instagram-logo1
  • Twitter
Redes Sociales

Todos los Derechos Reservados © 2020 Psi Quiero Puedo